Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si sigue navegando, entendemos que acepta su uso.
Para cambiar la configuración o más información Política de Cookies

Su historia

 

1964 Se inaugura una escuela en locales cedidos por la casa parroquial (Parroquia de La Paz y Unión de la Cuesta)
1965   Se  adquiere  un local con un chalet
1966 Se recibe la autorización para abrir un Colegio. Empiezan las actividades escolares en él
1968 Se reconoce oficialmente como Centro de EGB
1969 Se adquieren unas viviendas cercanas con el objeto de ampliar el Colegio
1977 Empiezan las obras
1978

Inician las clases en las aulas terminadas del nuevo colegio; van continuando las obras

 

Según nos relatan los documentos de la época fue la Madre Juana Galmés Superiora General quien, deseosa de secundar las directrices del Concilio Vaticano II, concibió la idea de fundar un colegio en La Cuesta de Piedra, lugar donde las Religiosas de Santa Cruz llevaban más de ocho años impartiendo catequesis.
De este modo en 1964 se inaugura una escuela en La Cuesta en los locales del “Hogar Obrero” perteneciente a la Parroquia de Nuestra Señora de La Paz.

“El local contiene una sala de clase, con pupitres para cuarenta plazas, una gran pizarra y biblioteca. Da acceso esta sala a un salón con mesas y escenario, luego un pequeño patio y cuarto de aseo.
La matrícula ascendió a treinta niñas, entre los ocho y once años a las que se sumaron veinticinco fuera de la edad escolar las cuales se atenderían por las tardes, en clases de Cultura General y Corte.


El día 15 de noviembre se abren las clases; a final de curso se llegaría al número de setenta alumnas.”
En 1965 la matrícula asciende a 150 niñas y el Colegio va realizando su labor: las alumnas progresan en sus conocimientos y en las prácticas de la vida cristiana, se participa activamente en eventos culturales y religiosos, se celebran las festividades religiosas con gran implicación de las familias y se organizan campañas y eventos con proyección en el barrio.


Antes de terminar el curso 1965-1966 la Madre General urge a buscar casa donde instalar definitivamente el Colegio. Por fin el 24 de junio de 1966 “después de visitar cuántas casas había vendibles en toda La Cuesta sin resultado satisfactorio, a punto de comprar una que había sido colegio, pero con escasas condiciones pedagógicas, por ser pequeña y carecer de patios,” se firma el contrato de compra de un hermoso chalet con 1400 metros cuadrados de terreno.

El chalet- según la crónica- está situado en la Calle Buitrago. Tiene dos plantas, la primera contiene: entrada, escalera, dos habitaciones, comedor, cocina con despensa y cuarto de baño, La segunda cuatro habitaciones, cuarto de baño, galería con vista al mar y terraza. Toda la parte superior está ocupada por una azotea en donde se aprecia el mar y la montaña. Aparte de la casa hay un espacioso garaje y numerosas dependencias dedicadas a granja y cultivo de flores, pues esta casa era el vivero de la Floresta.


Después de recibirse las llaves se emprenden inmediatamente las reformas indispensables a fin de dejar la casa en condiciones para el siguiente curso.


En 1966 se inician las actividades escolares en la Calle Buitrago. Las obras se prolongan hasta noviembre aunque las clases se inician el 5 de octubre en el nuevo local.
El 31 de Julio de 1968 se reconoce oficialmente como centro de E.G.B. y el 6 de septiembre de 1968 se le concede la subvención.


Al finalizar el curso 68-69 se pretende ampliar el Colegio y se proyecta comprar tres viviendas situadas junto a la casa. Se adquieren en el tercer trimestre del curso 1969-70.
En 1977 se comienzan las obras para un nuevo colegio y en 1978 se inician las clases en las aulas terminadas del nuevo colegio y se van continuando las obras a lo largo del año.